En español In English Contacto
 
 
 
 
 

Síndrome de intestino corto

El síndrome de intestino corto (SIC) es una enfermedad que provoca la pérdida física o funcional del intestino delgado. En general, las personas con menos de 200 centímetros (la mitad) de intestino delgado funcional sufren del síndrome de intestino corto. La causa más común del SIC es la resección quirúrgica, como consecuencia de complicaciones de la enfermedad de Crohn, de cáncer, de defectos de nacimiento del intestino o de trauma. La enfermedad de Crohn, una afección inflamatoria del intestino delgado, es la afección que más predispone a padecer SIC en los adultos. La enterocolitis necrotizante, una infección neonatal, es la causa más común en lactantes. El intestino delgado es responsable del 90 % de la absorción de nutrientes y de agua con cada una de las tres secciones, duodeno, yeyuno e íleon, que absorben nutrientes únicos.   

Los síntomas relacionados con el síndrome de intestino corto incluyen, entre otros, los siguientes:

  • diarrea (muy común)
  • cólicos
  • acidez gástrica
  • distensión abdominal
  • deshidratación  
  • desnutrición
  • debilidad
  • fatiga
  • pérdida de peso
  • Depresión
  • infecciones bacterianas

Las personas con síndrome de intestino corto pueden necesitar apoyo nutricional. Podría ser mediante una dieta especializada, mediante suplementos o mediante el aporte de alimentos y líquidos por infusión intravenosa. La nutrición intravenosa también recibe el nombre de “nutrición parenteral total” (TPN). La gravedad de la causa subyacente, la cantidad de intestino funcional restante y otros factores determinan la dependencia de TPN a largo plazo o de por vida. 

El tratamiento farmacológico actual para el síndrome de intestino corto en Accredo incluye lo siguiente:

  • Gattex®
  • Zorbtive®
 

Compartir esta página

cerrarcerrar