Trastornos de sangrado

Un trastorno de sangrado es una afección que impide la correcta coagulación de la sangre. Hay varios tipos de trastornos de sangrado, entre ellos, la hemofilia, la enfermedad de Von Willebrand y otras deficiencias de factores que son muy poco frecuentes. Estos trastornos pueden ser de leves a graves, y la mayoría son hereditarios. Normalmente, en el cuerpo hay varias proteínas o varios factores que trabajan de manera conjunta durante el proceso de coagulación de la sangre. En las personas con trastornos de sangrado, uno o más de estos factores están dañados o no están presentes. Esto puede retardar la coagulación después de un accidente o una lesión, y aumentar la pérdida de sangre. El tratamiento más común de los trastornos de sangrado consiste en el reemplazo del factor que está dañado o no está presente en la sangre, lo que también se conoce como terapia de reemplazo del factor. Las personas que tienen trastornos de sangrado trabajan con sus médicos para determinar el mejor ciclo de tratamiento.