Hepatitis

El virus de la hepatitis C infecta el hígado, lo que provoca su inflamación (hinchazón).  Algunas personas con hepatitis C nunca tienen complicaciones graves; sin embargo, hasta el 85 % de las personas infectadas desarrollarán hepatitis C crónica. Después de años de infección, en el hígado suelen formarse cicatrices (lo que se conoce como cirrosis), que puede causar insuficiencia hepática y cáncer en algunos pacientes. Más de 3 millones de personas en los EE. UU. están luchando contra la hepatitis C con un gran número de individuos nacidos entre 1945 y 1965 que contrajeron el virus. Hay medicamentos que ayudan a combatir la infección y evitar las complicaciones de la hepatitis C, pero es posible que su uso sea todo un desafío.