Trastornos inmunitarios

Los pacientes con trastornos por inmunodeficiencia primaria no tienen capacidad para combatir las infecciones. Las infecciones de los oídos y los senos paranasales, la neumonía y otras infecciones crónicas son frecuentes. Además, los pacientes son más susceptibles a contraer infecciones potencialmente mortales, como meningitis o septicemia. El objetivo de la terapia con inmunoglobulina de por vida es prevenir esas infecciones y las complicaciones asociadas.