Trasplantes

Un trasplante de órgano es el reemplazo de un órgano que no funciona correctamente por uno más sano. Los órganos que se trasplantan con mayor frecuencia son el corazón, el pulmón, el hígado, el páncreas, el riñón y los intestinos. En algunos casos, el cuerpo percibe al órgano trasplantado como una amenaza y rechaza el órgano nuevo. Esto puede ocurrir en cualquier momento después del trasplante. Los pacientes trasplantados suelen tomar inmunodepresores para atenuar la reacción del sistema inmunitario y ayudar a evitar el rechazo del trasplante.